¿Qué es el Ébola?

La enfermedad por el virus Ébola (antes conocida como fiebre del Ébola) es una patología hemorrágica febril causada por un virus del género Ebolavirus, que afecta a personas y a primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés). Otros animales son portadores del virus, pero no desarrollan la enfermedad.

Aún se desconoce el portador natural de los virus del Ébola. Sin embargo, con base en la evidencia disponible y la naturaleza de otros virus similares, los investigadores creen que se trata de un virus transmitido por los animales y que el portador más probable son los murciélagos de la fruta. El género Ebolavirus se compone de cinco especies diferentes, identificadas en distintos brotes: Bundibugyo (BDBV), Zaire (EBOV), Sudán (SUDV), Reston (RESTV) y Tai Forest (TAFV). Fue descrito por primera vez en 1976, en dos brotes simultáneos en la República Democrática del Congo, cerca del río Ébola, y Sudán. Cuatro de los cinco subtipos conocidos se presentan en un animal hospedador nativo de África.

El virus Ébola causa una enfermedad grave, con una elevada letalidad. Sin embargo, es de difícil contagio, ya que sólo se transmite por contacto muy estrecho con una persona infectada y con síntomas o material biológico contaminado. No se transmite por el aire.

El brote actual (originado por la cepa Ébola Zaire), pese a que es el más prolongado y con más afectados, es uno de los que hasta ahora han tenido más baja letalidad (por debajo del 50%).

La prevención incluye la reducción del contagio de la infección de monos o cerdos al hombre. Una forma de llevarlo a cabo sería la verificación de la infección en dichos animales y su matanza y posterior eliminación de los cuerpos en caso de detección de la enfermedad. También sería de ayuda una adecuada cocción de la carne, así como llevar ropa protectora durante su manipulación, como llevarla también y lavarse las manos siempre que se esté cerca de alguien infectado. Las muestras de tejidos o fluidos corporales de pacientes infectados deben manipularse con especial precaución.

No se dispone de un tratamiento específico; los esfuerzos realizados para ayudar a los pacientes infectados consisten en administrarles bien sales de rehidratación oral (agua con azúcar y sal) o fluidos intravenosos. La tasa de mortalidad de la enfermedad es elevada: con una frecuencia de fallecimientos de entre el 50% y el 90% de los infectados por el virus. La infección por el virus del Ébola fue identificada por primera vez en Sudán y en la República Democrática del Congo. La enfermedad aparece normalmente en brotes en las regiones tropicales del África subsahariana. Desde 1976 (año en el que se detectó el virus por primera vez) hasta 2013 han resultado infectadas menos de 1.000 personas por año. El brote actual es el más virulento hasta la fecha (Brote de Ébola de África Occidental de 2014), y está afectando a Guinea, Sierra Leona, Liberia y probablemente Nigeria.

Ver más información en la fuente: http://infoebola.gob.es

 

Written by: Foro Red de Sinergias